lunes, 16 de octubre de 2017

Frente a la dictadura global, confederación de naciones democráticas

La dictadura global de los individuos potentados está creando problemas transcendentes como el calentamiento global y la pobreza generalizada.

Es imprescindible que la humanidad se defienda de una élite insensible al sufrimiento ajeno que acapara todo el poder. Los estados tradicionales no sirven para ese propósito porque están fundados desde las élites, desde los enemigos de la humanidad y la Tierra. Sólo una democracia real nos puede defender de ellos.
La democracia empieza por las comunidades más próximas, los municipios, pero estos están indefensos frente a los poderes globales. Para que los municipios demócratas puedan defenderse tienen que unirse en naciones independientes y estas, a su vez, pienso que deben unirse en una confederación mundial de naciones creadas democráticamente. Sólo si la democracia alcanza un poder global podremos defender los derechos humanos y los derechos del medio natural.

El logro pacífico de la independencia en naciones democráticas, como Cataluña, de los estados como el español, que sólo sirven a las élites más despiadadas, es un buen comienzo para librarnos de la tiranía global y para vivir con dignidad en un mundo que, si no lo maltratamos, nos da de sobra para ser felices.

sábado, 7 de octubre de 2017

Exolanzamientos. Industria astronáutica traslalada a la Luna

Desde el primer satélite artificial, el Sputnik, del que celebramos ahora su 60 cumpleaños (medio año más que yo), todos los lanzamientos al espacio se hacen por el mismo procedimiento: Se coloca una pequeña carga útil en la punta de un cohete enorme, este despega con un estruendo horroroso, mientras lanza hacia el suelo y los alrededores enormes cantidades de gas caliente, y en muchos casos venenoso. Tras el lanzamiento, el cohete cae a tierra de forma incontrolada y peligrosa, salvo en unos pocos casos recientes, y el cohete se destruye, con la consiguiente pérdida de materiales y equipos caros. Resumiendo: para lanzar un poco de masa al espacio la Tierra pone muchísimos recursos y se corren graves riesgos.

Seguimos igual durante 60 años a pesar de los enormes avances científicos y técnicos. Como no parece que los terrícolas seamos capaces de solucionar este problema por nuestros medios, pienso que lo mejor es que obtengamos ayuda externa. No, no me refiero a seres extraterrestres inteligentes que aún no hemos descubierto, ni se trata de rezar a dioses inventados. Se trata de usar recursos naturales extraterrestres con tecnología humana ya existente. En realidad esta solución no es ninguna novedad, porque ya se usa uno de esos recursos extraterrestres, la radiación solar, en la propulsión de sondas espaciales.

No es una solución fácil e inmediata. Harían falta decenios para completarla y la colaboración de todas las naciones, puesto que el espacio no puede ser una propiedad privada, ni un dominio de ningún estado.

Su desarrollo yo lo plantearía secuencialmente en los siguientes pasos:

1) Desarrollar técnicas de Utilización de Recursos In Situ (referidas a menudo como ISRU por sus iniciales en inglés) que funcionen automáticamente, sin necesidad de que estén presentes operadores humanos.

2) Aplicar y ajustar esos equipos ISRU en desiertos de la Tierra hasta que sean capaces de hacer habitable cualquier lugar sin que reciba más recursos externos que la luz del Sol.

3) Aplicar ISRU masívamente para reducir el transporte de mercancías. Así contribuirían a revertir el calentamiento global y a reducir la sobreexplotación actual de los paises con muchos recursos naturales y poco control público.

4) Entre tanto, desarrollar versiones en miniatura de esos equipos para poder lanzarlos en cohetes de un tamaño razonable, no mayor que los actuales, y ajustarlos a condiciones de vacío y baja gravedad.

5) Ensayar pequeños equipos ISRU móviles en la Luna, dedicarlos a buscar los recursos necesarios para fabricación de maquinaria y producción de alimentos y combustible.

6) Instruir y ajustar a distancia equipos ISRU lunares para que fabriquen maquinaria más grande con la que construir cohetes y estaciones espaciales.

7) Lanzar desde la Luna, en pequeñas partes, mediante cargueros pequeños construidos allí, una eStación espacial en Orbita Lunar (LOS).

8) Montar, con componentes lanzados desde la Luna, un transbordador Luna-Tierra con Propulsión Solar Eléctrica (SEP) que viajará indefinidamente entre la estación en órbita lunar y una eStación en Orbita Baja Terrestre (LEOS). Provisionalmente, podría usarse la ISS como LEOS.

9) Montar en LOS un lanzador y transportarlo a LEOS con el transbordador. La misión del lanzador será transportar pasajeros entre un avión suborbital y LEOS. En el lanzamiento a órbita, después de separarse del avión, el lanzador acelerará hasta orbitar junto a LEOS. En el retorno, desorbitará hasta acoplarse de nuevo a un avión, dejará los pasajeros y volverá a LEOS. El lanzador se recargará con propelentes químicos traidos de la Luna contínuamente mediante el trasbordador.
El propósito es minimizar la acción sobre la superficie del planeta, reduciendola a la que ya ejercen los aviones a reacción, a costa de un mayor gasto energético en el vacío, donde su efecto sobre la Tierra es mínimo.

10) Montar en LOS naves interplanetarias tripulables movidas por SEP.

11) Realizar viajes tripulados de ida y vuelta a Marte o cualquier otro punto del sistema solar. Para ello se seguiría la siguiente secuencia de acciones y transbordos de pasajeros (los transbordos empiezan con "De "):

- De tierra a avión suborbital
- Despegue
- Simultáneamente, el lanzador desorbita
- Acoplamiento avión-lanzador por encima de la atmósfera
- De avión a lanzador
- Puesta en órbita
- De lanzador a LEOS
- De LEOS a transbordador Tierra-Luna
- Viaje de órbita terrestre a órbita lunar
- De transbordador a LOS
- De LOS a nave interplanetaria
- Viaje de órbita lunar a órbita de Marte
- De nave a cohete lanzador para órbita baja de Marte, acoplado a un cohete aterrizador
- De lanzador a cohete aterrizador suborbital
- Frenado mediante el cohete lanzador hasta acercarse a la atmósfera marciana.- Separación del aterrizador.
- Retorno del lanzador a la nave, a repostar y esperar en órbita.
- Simultáneamente, descenso del aterrizador hasta el suelo de Marte
- Misión de la tripulación en Marte
- Despegue de Marte
- Simultáneamente, desorbitación del lanzador
- Acoplamiento lanzador-aterrizador
- De aterrizador a lanzador.
- Puesta en órbita
- De lanzador a nave.
- Separación del lanzador y aterrizador de la nave, dejándolos en órbita para usos posteriores.
- Viaje de órbita marciana a órbita lunar
- De nave a LOS
- De LOS a transbordador Luna-Tierra
- Viaje de órbita lunar a órbita terrestre
- De transbordador a LEOS
- De LEOS a lanzador
- Desorbitación
- Simultáneamente, despegue del avión
- Acople lanzador-avión
- De Lanzador a avión
- Desacople lanzador-avión
- Puesta en órbita del lanzador y vuelta a LEOS
- Simultáneamente, aterrizaje
- De avión a tierra.

Resumiendo este sueño de aficionado empedernido a leer divulgación sobre astronáutica:
Se trataría de implementar ISRU en la Tierra seguido de aplicar ISRU en la Luna, usándolo para establecer allí una industria astronáutica basada en recursos de la Luna, con el propósito de que la astronáutica pueda crecer mucho con un impacto ambiental mínimo sobre la Tierra. Mediante esa industria se construiría una estación espacial en órbita lunar, que serviría como base para viajes interplanetarios, fueran tripulados o no.

jueves, 6 de julio de 2017

L'important c'est l'interface

La sutil interfaz es lo que importa entre dos medios distintos, como es la rosa, esa belleza efímera, en la canción de Gilbert Bécaud "L'important c'est la rose".

La interfaz, la superficie de contacto entre dos cuerpos o ambientes, es donde se producen casi todos los fenómenos físicos y químicos, por ejemplo en la combustión, explicada magistralmente por Michael Faraday en "La historia química de una vela".

Reflexionar sobre este hecho a la hora de buscar la explicación de los fenómenos naturales puede ser muy útil para descartar hipótesis quiméricas, grandilocuentes pero ocultas, y para centrarse en las situaciones donde hay diferencias, que muchas veces están a la vista y son pasajeras. Por ejemplo, en la búsqueda de las causas de los fenómenos geológicos se recurre con frecuencia a las profundidades de la Tierra y a hipotéticas convecciones en el manto, mientras que se desprecian las causas externas y fugaces como la meterología, a pesar de sus consecuencias a largo plazo como la erosión, el transporte y la sedimentación. También se valora poco el calentamiento interno con causas externas, como la deformación que provocan las mareas en las rocas, o el enterramiento, por la sedimentación, de minerales muy reactivos producidos en el exterior, que reaccionan luego gracias a la presión del interior.



"Toi pour qui, donnant donnant,
J’ai chanté ces quelques lignes,
Comme pour te faire un signe
En passant
Dis à ton tour maintenant
Que la vie n’a d’importance
Que pour une fleur qui danse
Sur le temps…

L’important,
c’est la rose,
l’important,
c’est la rose,
l’important,
c’est la rose,
crois-moi…
"